Odontología digital mejora diagnóstico, modelado y prótesis

 
facebooktwittergoogle_plusmail

12 de mayo de 2015

bocaBogotá D. C., may. 12 de 2015 – Agencia de Noticias UN – El tratamiento odontológico puede reducirse con tecnologías de digitalización y procesamiento de imágenes en tercera dimensión, además permite el diseño de sonrisa y trabajos de restauración, entre otros.

El modelado y la fabricación de piezas dentales, desde una corona hasta una prótesis completa, exige un alto nivel de personalización y procesos de análisis que pueden durar hasta ocho semanas.

En el caso de la ortodoncia, uno de los inconvenientes que debe enfrentar un especialista es la obtención de prótesis parciales o removibles con rapidez y eficacia, toda vez que estas deben ser elaboradas manualmente por un técnico especializado.

Una de las posibilidades que existen para mejorar este tipo de inconvenientes es la odontología digital, la cual permite abordar procedimientos de manera virtual (3D), personalizada y sin la modificación mecánica de los prototipos de yeso.

Los modelos 3D brindan confiabilidad en las mediciones, así como un estudio más específico de anomalías relacionadas con posición, volumen, forma de los dientes, oclusión, arcos dentarios, bóveda palatina, entre otros.

En el procesamiento de imágenes existe una etapa denominada “segmentación”, que, aunque es una característica propia de la visión de máquinas, se presenta como una alternativa para el estudio, análisis y desarrollo de muestras odontológicas digitalizadas.

Precisamente, Juan David Tamayo, ingeniero electrónico de la U.N. Sede Manizales, desarrolló una metodología para la segmentación de modelos odontológicos digitalizados, a través de nubes de puntos. Lo anterior, como parte de su trabajo de grado para optar al título de Magíster en Ingeniería-Línea Automatización Industrial de la Universidad.

Dichas nubes son conjuntos de datos 3D adquiridos por sensores especializados, los cuales incluyen información de la posición espacial dentro de la boca, representada a través de coordenadas X, Y y Z de los dientes y la encía.

“Las nubes de puntos constituyen una fuente de información de gran potencial, pues los datos pueden ser agrupados e interpretados”, afirma el estudiante, quien explica que este agrupamiento es el que comúnmente se conoce como segmentación, en el ámbito de la visión de máquinas.

El proyecto del ingeniero Tamayo se centra en esta etapa del proceso y sus resultados más significativos se presentan para escenarios arquitectónicos de tipo urbano y para modelos tridimensionales de las muestras dentales de yeso.

En la segmentación, la imagen se separa en dientes y encía, gracias a un algoritmo que busca en el prototipo dental digital características como densidad de puntos, posición y curvatura, con el fin de simplificarla y analizarla con mayor facilidad.

El uso de modelos dentales digitalizados ofrece, además, una medición mucho más confiable y precisa en relación con los métodos tradicionales. La investigación es adelantada por los grupos de investigación en Percepción y Control Inteligente (PCI) y Computación Aplicada Suave y Dura (SHAC), bajo la dirección del doctor en Ingeniería Juan Bernardo Gómez Mendoza.

Entre las aplicaciones de la segmentación de imágenes digitales se incluyen la medición de parámetros, la simulación del movimiento para corregir maloclusiones, la planeación de cirugía dental y maxilofacial, y la estimación de la posición de los dientes.

La digitalización se puede hacer de dos formas: con un escáner intraoral, es decir, directamente en el paciente; o con un escáner externo, llamado Konica Minolta Vivid 9i, que es el empleado en la investigación de la U.N. y que requiere una réplica en yeso para poder escanear el modelo.

Después de la digitalización, se segmentan las imágenes y mediante el algoritmo creado se separa e individualiza la proyección de la encía y la de los dientes.

El trabajo adelantado favorece posibles y futuros estudios en los que la medición computarizada y automática podrá ser aplicada fácilmente.

Niños desplazados mantienen valores morales

 
facebooktwittergoogle_plusmail

12 de mayo de 2015

niñoBogotá D. C., may. 12 de 2015 – Agencia de Noticias UN – Así lo determinó una investigación del Departamento de Psicología de la U.N. adelantada con menores de edad. En ella se revela cómo, a pesar de sus vivencias, los pequeños cuentan con bases sólidas en lo relativo a la moral.

Según cifras de la Unidad de Víctimas, cada día son desplazados 89 menores de edad en Colombia, de los cuales el 69 % se encuentra entre los 0 y 12 años. Además, se calcula que en los últimos 28 años, el 38 % de los 5 millones de víctimas figura en estos rangos de edad.

Por regiones, el 65 % de los casos de desplazamiento de menores, entre enero y agosto del 2013, ocurrieron en Nariño (18 %), Valle del Cauca (16 %), Antioquia (12 %), Cauca (10 %) y Chocó (9 %).

El profesor Roberto Posada, del Departamento de Psicología de la U.N., trabajó con dos grupos: niños entre 6 y 9 años y adolescentes entre 13 y 16 años. En total, 96 menores de edad fueron entrevistados individualmente sobre situaciones morales abstractas y contextualizadas. Dentro de los resultados más significativos figuran respuestas mayoritarias en torno al sentido negativo de acciones como robar y lastimar a otros.

“Esto no muestra que sus conceptos morales se han construido y están allí, lo cual es un punto positivo y esperanzador que arroja la investigación”, señala el profesor. A diferencia de lo que piensan algunas personas, los menores que han crecido en medio de adversidades, de injusticias e ilegalidad, desarrollan conceptos morales y no son generaciones perdidas.

Asimismo, en su estudio, el docente exploró cómo razonan niños y jóvenes que han experimentado diferentes grados de violencia, sobre situaciones familiares con características morales relevantes.

En general, los menores que han experimentado situaciones de adversidad extrema, como desplazamiento forzado, consideran que los medios agresivos resultan adecuados para impartir justicia en episodios en los cuales ellos y sus familias han sido lastimados.

Las situaciones hipotéticas contextualizadas que se plantearon aludieron a escenarios con características relevantes y comunes para esta población. En una situación de línea de base, se presentó el caso de un joven con la edad de los entrevistados, al que le había gustado una bicicleta. Sus padres le brindaron la posibilidad de regalársela en un plazo de 9 a 10 meses, en su próximo cumpleaños. Días después, el menor iba por la calle y vio a alguien montado en la bicicleta que a él le había gustado.

Una vez presentado el caso, se le preguntó a cada participante: ¿Qué va a hacer el protagonista de la historia?

El 59 % de los adolescentes afirmó que se la iba a robar. Esta actitud, según el investigador, muestra expectativas basadas en algunas creencias sobre el mundo en el que viven. “Es una respuesta preocupante, porque los adolescentes están viendo que, en su mundo, lo común es que se robe, así no esté bien”, señala el investigador.

Sin embargo, cuando se indagó sobre lo que podría estar sintiendo esa persona a causa de sus acciones, los participantes, en su mayoría, le atribuyeron un sentimiento negativo a quien robaba, incluso a pesar de estar en una situación de necesidad. Este dato es calificado como positivo dentro del estudio, pues los menores no consideraron el robo como algo de lo cual podrían estar orgullosos o satisfechos.

En una segunda situación se les preguntó: ¿Qué sucede si el protagonista de la historia reconoce a alguien del grupo que lo desplazó y este último va solo por la calle con algún objeto de valor? En el grupo de adolescentes, un número significativo dijo que esta situación terminaría en algún tipo de retaliación, una forma de cobrar venganza causando daño físico. Por su parte los más pequeños, aunque no la mayoría, no afirmaron que lo mejor sería lastimarlo, pero sí propusieron el robo como forma de desquite.

Después de que dieron a conocer sus expectativas en las situaciones planteadas, se les contaron los finales para cada situación: en el primero, el protagonista terminaba robando; y en el segundo, lastimando al otro personaje.

El estudio presenta algunas conclusiones importantes que evidencian el desarrollo sociomoral de menores colombianos. Sobresale cómo a pesar de las malas experiencias vividas, predominan conceptos morales fuertes de los cuales han sido provistos por sus familias.

No obstante, el investigador advierte que eso no quiere decir que las situaciones de adversidad que han experimentado hayan pasado inadvertidas y por eso no descartan medios que pueden prolongar ciclos de violencia, como una manera de solucionar problemas e injusticias en su vida.

¿Sirve anular el voto?

 
facebooktwittergoogle_plusmail

11 de mayo de 2015

Autor: Juan Carlos Trejo.

anular voto

Estamos inmersos en el proceso electoral mediante el cual se renovará la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión; el próximo 7 de junio habremos de elegir a 300 diputados federales por el principio de mayoría relativa y 200 por el principio de representación proporcional, también llamados uninominales y plurinominales, respectivamente.

Aunque antes de que iniciara el proceso electoral federal, hubo una propuesta para que se efectuara una consulta con la finalidad de que los ciudadanos pudiéramos definir si se reducían a la mitad los diputados federales electos por el principio de representación proporcional, el 3 de noviembre del año próximo pasado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, declaró que esta propuesta era improcedente; no obstante, considero que en breve se podría concretar esta propuesta de reducción de diputados y también la de suprimir 28 escaños en la Cámara de Senadores.

En pleno proceso electoral, nuevamente hay llamados de diversos actores sociales y políticos, invitando a los ciudadanos para que anulen su voto, bajo diversos argumentos, aunque el más comentado es que de esa manera se expresaría un rechazo popular hacia todos los partidos políticos y sus candidatos, al mismo tiempo que obligaría a anular la elección. Otro argumento es de personas que se aventuran a decir que con esa acción se obligaría a que renuncie el Presidente de la República.

El primer argumento referido es cierto en cuanto a que de esa manera, los electores expresarían su molestia y rechazo hacia el sistema político mexicano y, de manera específica, hacia los candidatos postulados por los partidos políticos para esta elección, pero no anulan los resultados de la elección. Veamos: un voto nulo es aquél en el que se señala más de una opción política sin que exista coalición o se deposita en la urna correspondiente sin marcar alguna opción (artículo 288 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales).

¿Qué pasa con los votos nulos? En cada casilla se separan esos votos y dejan de ser parte de la votación válida, aunque se registran en las actas correspondientes en el apartado de votos nulos, no inciden directamente en temas importantes como: asignación de posiciones de representación proporcional, asignación de financiamiento público, asignación de espacios en medios masivos de comunicación, entre otros.

Así que el llamado para que se anule el voto, en realidad promueve la no participación, porque aunque se acuda a las casillas y se deposite en las urnas la boleta o las boletas anuladas, no son parte de la votación válida¸ que es la que sirve como base o referencia para los temas mencionados en el párrafo anterior.

Asimismo, al no manifestarse a favor de alguna de las opciones políticas que aparecen en la boleta respectiva, no se contribuye de manera directa y efectiva a elegir a quienes ocuparán los cargos de elección popular, dicho de manera coloquial, es sumarse a lo que decida la mayoría, que no necesariamente es la mayoría de los ciudadanos o de los electores, sino la mayoría de los que sí votaron válidamente a favor de alguna de las propuestas políticas.

Por todo lo anterior, mi invitación atenta y respetuosa es que todos los electores podamos informarnos lo más ampliamente posible respecto a los candidatos y sus propuestas, para que de una manera razonada emitamos un voto consciente mediante el cual definamos la composición que tendrá durante la siguiente legislatura la Cámara de Diputados, un periodo importante que corresponderá a la segunda mitad del sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto, y en el que se seguirán discutiendo temas muy importantes no sólo en el ámbito político-electoral, sino importantes para la vida presente y futura del país.

Para dar respuesta a la pregunta que da título a esta colaboración, diré que no sirve anular el voto, lo que sí nos sirve a todos es informarnos y participar, incluso yendo más allá de la cita con las urnas el próximo 7 de junio. Hay que estar permanentemente informados y participando en todos los ámbitos que podamos, ya que es la única manera de que real y efectivamente podamos construir el México que queremos.

Hasta la próxima.

Imagen: dazangie.files.wordpress.com

juan carlos trejoJuan Carlos Trejo . @jctrejopue – Facebook.com/JuanCarlosTrejoArenas – jctrejopue@gmail.com

Alcanzar la cabal glocalidad

 
facebooktwittergoogle_plusmail
11 de mayo de 2015

glocalidad

– Sabersinfin –

“Tenemos derecho a formas

de pensamiento avanzadas”.

Abel Pérez Rojas.

Nuestra ignorancia en campos específicos -por ejemplo: la historia- limitan experimentar a plenitud lo que significa ser humano. Permítame explicarle cómo.

Actualmente es muy importante incorporar a nuestro ser una visión global de la realidad para pensar de esa forma, pero actuar en nuestro entorno diario: “pensar globalmente y actuar localmente”.  Eso es glocalidad.

Es importante decir que esta visión se va construyendo paulatinamente, porque se abreva de la lectura, de la charla, de la convivencia con personas de otras latitudes para que eche raíces en nuestro entendimiento.

Todo eso nos hace capaces de encontrar rutas comunes entre nosotros y otras culturas, quita prejuicios y abre un camino hacia la libertad, la acción inteligente en beneficio propio y de todos si el actuar es responsable.

Hace poco en una conversación con amigos profesores salieron a relucir las lagunas, o mejor dicho océanos, en nuestra formación sobre historia.

Por ejemplo: ¿Cuánto sabemos de los pueblos africanos más allá de las pirámides de Egipto y las imágenes sobre esclavitud que vienen a nuestra mente cuando pensamos en aquél continente?

Y ¿Qué sabemos de Oceanía que no sean los canguros australianos?

Para no ir tan lejos, reflexionemos lo mucho que ignoramos de Centroamérica, de su historia común a la nuestra, de sus conflictos étnicos, etc.

Pero si de estar más cerca se trata, recapitulemos sobre lo que realmente conocemos de la historia de nuestro país ¿a poco no pasan por nuestra memoria sólo imágenes de ciertos personajes y algunos lugares desconectados entre sí?

¡Por supuesto!, nuestra ignorancia es grande.

Hay contadas excepciones de quienes se han ocupado en cultivar un conocimiento amplio sobre nuestro pasado, pero para nuestra desgracia son muy pocas las personas en esas condiciones.

Para ilustrar lo anterior recuérdese el resultado de la Prueba ENLACE de hace cinco años: 8 de cada 10 estudiantes de primaria obtuvieron un logro insuficiente y elemental en la asignatura de Historia de México. No hay motivo para pensar que en el 2015 las cosas hayan cambiado.

Aunada a nuestra ignorancia en historia universal y nacional habrá que añadir las pocas posibilidades que tenemos la mayoría de los mexicanos para realizar viajes que nos ilustren. Eso habla de nuestras graves deficiencias formativas  y  la pérdida en la capacidad de asombro sobre lo que ignoramos, pero que deberíamos saber.

El pensamiento glocal abre la posibilidad de entender que estamos viviendo en un gran entramado unido por todos lados; tan unido que no hay lugar lejano para experimentar el dolor ajeno y la certeza de que el daño propiciado al medio ambiente tarde o temprano se nos revertirá aun viviendo del otro lado del planeta.

Llenar esos vacíos históricos en el entendimiento abre la oportunidad de vivir la glocalidad cabalmente y no sólo en una connotación de extremo capitalismo que todo lo vende y todo lo compra, hasta las conciencias ¿o no?

Imagen: erickzendejas.com

Abel Pérez RojasAbel Pérez Rojas (@abelpr5) es doctor en Educación  Permanente. Dirige: Sabersinfin.com.

Bellaza sublime

 
facebooktwittergoogle_plusmail

 

Con tu belleza sublime

mi corazón ha enloquecido

poniendo mi espíritu aturdido

con necesidad de a ti unirme.

Con la belleza sublime

de tu rostro encendido

la razón yohe perdido

hasta la locura hundirme.

Con tu belleza sublime

mi mente se ha confundido

con el deseo enfurecido

de que tu alma me lime.

Con tu belleza sublime

el cerebro yo he perdido

pues ha quedado aturdido

con tu figura sublime.

enrique canchola*Enrique Canchola Martínez es profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa. E.mail: enriquecanchola@yahoo.com.mx

1 visitantes conectados ahora
1 visitantes, 0 miembros