Se nace o se hace… ¿Qué pasa con la sexualidad y las fantasías?

 
facebooktwittergoogle_plusmail

28 de agosto de 2017

Una duda con toda la revelación de diversidad sexual de la última década es el hecho de pensar si se nace siendo heterosexual, homosexual, o con alguna preferencia determinada, o si al paso del tiempo se puede decidir ser alguna.

Los estudios realizados por el investigador Alfred Kinsey pionero en el comportamiento humano referente a la sexualidad, nos ayudaran a entender un poco más la perspectiva de determinar, lo que la mayoría considera “normal”.

Este pionero Americano realizo 5 mil 300 entrevistas personales a hombres blancos para aclarar ciertas dudas en comportamientos sexuales.  Donde los porcentajes arrojaron las siguientes cifras:

  • 37 % de los hombres entrevistados experimentaron un orgasmo homosexual a partir de su adolescencia.
  • 13% de los varones sintieron deseos homosexuales sin que por eso se produjera un contacto físico.
  • 25 % de los encuestados tuvieron experiencias homosexuales no incidentales entre las edades de 16 a 55 años.
  • 18 % mantuvieron un igual número de relaciones heterosexuales como de homosexuales duranto un período mínimo de 3 años entre los 16 y 55 años.
  • 10% tuvo una conducta estrictamente homosexual durante 3 años como mínimo entre esas edades.
  • Sólo un 4% manifestó una conducta estrictamente homosexual durante toda su vida.
  • La homosexualidad existía en todos los niveles sociales y ocupacionales.

Kinsey tambien realizo 5 mil 490 entrevistas a mujeres de raza blanca, obteniendo la siguiente información en cifras:

  • 13% de las mujeres habían experimentado algún orgasmo homosexual a partir de su adolescencia
  • Sólo 3% de las mujeres fueron predominantemente homosexuales durante un periodo de 3 años como mínimo.
  • Las mujeres, a diferencia de los hombres, no solían ser promiscuas y tenían relaciones homosexuales con 1 o 2 compañeras en el 71% de los casos.

Estos números fueron cuestionados por otros estudiosos argumentando que quizá en casos específicos se había sufrido de alguna clase de abuso.

La revelación que nos dieron las cifras al momento de aplicar las encuestas, era que 0 equivalía a una practica 100% heterosexual y 6 una practica 100% homosexual, teniendo una coincidencia en un 1 y 2, lo que nos dice que se pueden tener actitudes homoeroticos o heteroeroticos.

En su encuesta sobre fantasías sexuales en los mexicanos, la Asociación Mexicana para la Salud Sexual reportó en 2015 que el 42% de las mujeres encuestadas habían tenido alguna vez fantasías de participar en una orgía, el 19 % varias veces y casi el 2 % frecuentemente; en contraposición el 31% de los hombres había tenido esa fantasía alguna vez, el 26 % varias veces y el 12 % frecuentemente.

En el caso de tener sexo con alguien del mismo sexo, el 30 % de las mujeres alguna vez ha tenido esa fantasía, el 20% varias veces lo ha pensado y el 7 % frecuentemente; por otro lado, casi el 13 % de los hombres mexicanos encuestados han tenido alguna vez una fantasía sexual con otro hombre, casi el 6% varias veces y un poco más del 18% tendrían esta fantasía recurrentemente.

Esto quiere decir que poco más de la mitad de las mujeres habrían tenido esta fantasía por lo menos una vez y casi el 34 % de los hombres la habrían tenido.

Por otro lado, el 68 % de las mujeres habrían tenido por lo menos una vez la fantasía de tener sexo con dos personas y 81 % de los hombres habrían tenido la misma fantasía por lo menos una vez.

 

Información recabada de: Excelsior.com