Es cuestión de ciencia… quitarnos los Tabús ante la diferencia

 
facebooktwittergoogle_plusmail

19 de junio de 2017

Por años existe un canon que marca lo que es “normal” lo que es moralmente aceptable. Pero ¿quién marco estos estándares?, ¿Quién dijo lo que estaba bien y lo que no? sobre todo en cuanto al contexto sexual se refiere.

 Y es que no es novedad que exista diversidad en tendencias sexuales, es más, casi al inicio de las civilizaciones existían muchas practicas y escritos que avalan la presencia de  homosexuales, travestís y bisexuales, por citar algunas, de las muchas preferencias.

Pero la verdadera duda sería ¿Por qué criticamos, juzgamos, calificamos o etiquetamos, a la diversidad sexual? La respuesta incluso puede estar en la ciencia.

Según estudios, el principal factor de rechazo es el miedo mismo, el miedo a lo diferente. En tiempos más modernos y con la apertura de ideas, se les ha dado la oportunidad a las personas que gozan de la diversidad sexual, a expresarse, salir “libremente” sin sentir ningún cargo de consciencia, (o al menos eso se cree).

Hay hombres en la actualidad que hacen comentarios homofóbicos y señalan con el dedo a aquellos que pretenden disfrutar de su sexualidad y preferencias al máximo. La revista Psycology Today afirma que quienes hacen estas críticas hacia el homosexualismo, en realidad esconden su propia debilidad, en pocas palabras reprimen su deseo sexual de expresarse como ellos. Son Gays reprimidos.

El entorno durante décadas, ha sido gran proveedor de que se juzgue de este modo, incluye la religión, la educación de la casa machista, la escuela, el mismo entorno laboral y social, los que han puesto estos tabús que no permiten que estas personas puedan disfrutar plenamente su sexualidad.

En resumen, es importante que hagamos un estudio retrospectivo cada que intentemos juzgar a nuestros prójimos y analicemos que sucede en nuestro interior cuando tachamos a los demás.

Información recabada de : elpais.com

Imagen: Edición a base de Whats app emoji