Bella sublime

enrique canchola

BELLEZA SUBLIME

Por: Enrique Canchola Martínez*

Con tu belleza sublime

mi corazón ha enloquecido

poniendo mi espíritu aturdido

con necesidad de a ti unirme.


Con la belleza sublime

de tu rostro encendido

la razón yohe perdido

hasta la locura hundirme.

Con tu belleza sublime

mi mente se ha confundido

con el deseo enfurecido

de que tu alma me lime.

Con tu belleza sublime

el cerebro yo he perdido

pues ha quedado aturdido

con tu figura sublime.

*Enrique Canchola Martínez es profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa. E.mail: enriquecanchola@yahoo.com.mx

Más de la obra de Enrique Canchola:

Sexualidad sobre ruedas

discapacidadSEXUALIDAD SOBRE RUEDAS

Por: Alejandra Cordero León

Toca tu piel, mueve tus piernas, mírate y conoce tu cuerpo. Hazlo tuyo, tu cuerpo, ese conjunto vital para el alma misma ya que es su depositario materializado y un factor muy importante en el ejercicio de la sexualidad.


Sin embargo surge un problema cuando se ha creado un estereotipo de cómo debe ser el cuerpo: bello, sano, fuerte, perfecto. Pero en realidad son muy pocas las personas con un cuerpo así. La gran mayoría de los humanos tenemos características físicas que rompen con ese patrón. Y cuando tales características producen disfuncionalidad,seres como tú y como yo, ya sea de nacimiento o por accidente, poseen un cuerpo distinto, uno con el cual no se pueden desplazar sin su silla de ruedas, o sin bastones o muletas, entonces así surge otro tipo de cuerpo dentro de la inmensavariedad de cuerpos porque no sólo somos un par de piernas o de ojos o de brazos. No somos la suma de las partes. No. El cuerpo es tan propio y singular como la vida que le podamos otorgar al desenvolvernos en sociedad. Es decir, nuestra sexualidad no consiste única y exclusivamente de genitales y extremidades con perfecto funcionamiento biológico ni de un patrón de belleza impuesto. La sexualidad es algo que se ejerce, que se vive día a día con la interacción con los otros y con nuestro propio ser. Interacción que no se limita a nivel físico, sino que se extiende a los niveles afectivo y cognitivo. Así pues salud sexual, según la OMS, es “la integración de los aspectos somáticos, afectivos, intelectuales y sociales del ser sexuado, de modo tal que de ello derive el enriquecimiento y el desarrollo de la personalidad humana, la comunicación y el amor” Con base a esto, el discapacitado esapto para acceder a la salud sexual.Revisemos en particular algunos aspectos de las personas cuya discapacidad fue provocada por una lesión en la médula espinal. La lesión medular consiste en la fragmentación de los conductos nerviosos a través de los cuales se envían y reciben los mensajes que van y vienen del cerebro al resto del cuerpo para regularfunciones como los movimientos voluntarios, la respiración, control de esfínteres, temperatura, circulación sanguínea y, entre otros, la función sexual. Al interrumpirse la comunicación entre cerebro y cuerpo, se producen disfunciones.La más evidente es la parálisis, ya sea en ambas piernas (paraplejia), en piernas y brazos (cuadriplejia)o en la mitad del cuerpo de forma simétrica (hemiplejia), todo dependiendo de la gravedad y el nivel de la lesión. Esta parálisis lleva a la persona a necesitar de una silla de ruedas, cuestión que muchas veces le impide tener relaciones sociales, afectivas y sexuales de manera satisfactoria.Cuando la lesión de la médula espinal es incompleta, los procesos de desarrollo de su sexualidad del afectado varían mucho de un individuo a otro. Sin embargo, ese momento mágico llamado orgasmo, aunque no es el mismo al que se podía lograr antes de la lesión, si se estimulan zonas erógenas y se educa a la persona a evocar anteriores orgasmos y a conocer su cuerpo, pueden vivenciarse sensaciones muy placenteras y satisfactorias obteniendo un orgasmo psicológico. Aquello de que sólo con el coito se siente la llegada al clímax, son ideas superfluas y arcaicas. El cuerpo humano tiene demasiadas terminales nerviosas en toda la piel.Y afortunadamente, sabemos muy bien que las relaciones sexuales no tienen como único fin la reproducción para una perfecta perpetuación de la especie.Entonces podemos acceder al placer de amar y ser amados simplemente teniendo esa firme y generosa intención y actuando para conseguirlo.

Es necesario pensar que todos estamos propensos a una lesión medular, en mayor o menor grado. Accidentes de automóvil, heridas con armas de fuego, caídas, cargar mal algo muy pesado, son sucesos que pueden producirnos una discapacidad a cualquiera de nosotros.

Hay que mirar y tratar a la persona que posee una discapacidad, como a cualquier persona sin ella. No quieras ayudarlo absolutamente en todo como muestra de superficial y mal entendida compasión. Si necesita ayuda te lo pedirá de la forma más natural.Verásque se pude descubrir un verdadero gozo en poder darnos cuenta de que todos somos únicos. Mira esa silla de ruedas como podrías ver a alguien que es muy gordito o chaparro o alto o moreno o que tiene los ojos saltones o chiquitos o que usa anteojos.

Y si tú tienes alguna discapacidad, disfruta tu cuerpo tal y como es, piensa que está tan lleno de vida porque lo habita una persona muy especial que eres TÚ. Ejerce tu sexualidad exigiendo el derecho a la información, a rehabilitación especializada en el área sexual, a asesoramiento psicológico que te apoye en tu desarrollo psicosexual y establece una comunicación abierta con tus seres queridos para expresarles tus necesidades sexuales. Es cierto que no es tarea fácil, pero para muchos de nosotros tampoco lo es.Puedes pedir más información y apoyo en el Centro Nacional de Rehabilitación y en la Organización Internacional Vida Independiente para Personas con Discapacidad, A.C.

Todos tenemos derecho de ejercer nuestra sexualidad independientemente de cómo sea nuestro cuerpo.Es urgente cambiar de tono a este asunto.No debemos ver nuestras características físicas como defectos sino como rasgos singulares de cada personay relacionarnos de tal forma que el cuerpo del otro y el propio, tal y como son no se conviertan en una barrera de prejuicios insulsos para llegar a establecer relaciones afectivas sino que sean un elemento muy enriquecedor dentro de todo el proceso y así conseguir que el ejercicio de nuestra sexualidad marche sobre ruedas.

Cuerpos pintados Power point

El arte ha encontrado a través del Body Paint (Pintura del cuerpo) una forma de expresión para externar emociones y sentimientos de todo tipo, por supuesto la sexualidad no puede ser la excepción.

Otros Power Points:

Camuflaje-body paint


Otros Power Points:

 

Sonrisa excitante

enrique cancholaTU SONRISA EXCITANTE

Por: Enrique Canchola Martínez*


Bella, ardiente, exuberante,

pura y encantadora mujer,

con tu sonrisa excitante,

me has hecho enloquecer.


Tu sonrisa alegre transmite,

apasionado y loco querer,

que tu corazón ardiente,

no ha podido más retener.

Tu boca de sonrisa palpitante,

genera la ilusión de tener,

tu cadera y jardín floreciente,

muy cerca de todo mi ser.

Tu sonrisa de luna reluciente,

enciende el fuego de poner,

en tu cadera desbordante,

la miel que la haga florecer.

*Enrique Canchola Martínez es profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa. E.mail: enriquecanchola@yahoo.com.mx

¡Transfórmame!¡atúrdeme! ¡vuélveme loca!

¡TRANSFÓRMAME! ¡ATÚRDEME! ¡VUÉLVEME LOCA!

Por: Estrella Fugaz

Me hierve la sangre cuando te miro,

templo sagrado que reverencio,

misterio en el que me adentro

en cada encuentro contigo.


 

Sólo con una caricia de tus manos

mi cuerpo tiembla estremecido,

dejándome llevar por el brío.

Acurrucándome en el candor de tu abrigo.

Mis senos se levantan erguidos,

dando la bienvenida a tu vehemencia.

Complicidad de los sentidos,

entrañas abiertas a tus firmezas.

Ritmo armonioso que nos deleita,

ímpetude ansia frenética,

confusión de cuerpos sin sentido,

violentos embistes que nos enajenan.

Fusión de almas amorosamente necesitadas,

compás de caderas precisadas,

secretos de cuerpos compartidos,

mentes de pensamientos secuestrados.

{mospagebreak}

Diccionario de palabras no escritas,

henchidos ya en continentes por descubrir

en cada encuentro un nuevo deleite

y en cada deleite un nuevo jardín.

Recorre el laberinto que ansías

ante el frenesí de tus manos perturbadoras.

Bésame con el arrojo de tu boca,

¡Transfórmame! ¡Atúrdeme! ¡Vuélveme loca!

Fusionados somos una unidad,

misterio de fundición apasionada,

rocíame de tu licuación ardiente y sagrada,

fundámonos en ríos de lava liberada.

Profundidades que emergen en las miradas,

de enigmas, más allá llevadas.

Por un instante, necesidad saciada.

Saciedad insaciable que vuelve a regresar.

Me hierve la sangre cuando te miro,

templo sagrado que reverencio.

Misterio en el que me adentro

en cada encuentro contigo.

Melancolías

enrique cancholaMELANCOLÍAS

Por: Enrique Canchola Martínez*

Búscote para cambiar mi camino,

pues sin tu amor no existen alegrías,

en tu ausencia sólo hay melancolías,

pues sin tu amor no tengo ya destino.


 

Sin tu amor no voy por mi camino,

pues sólo encuentro llamas frías,

que no son ni pueden ser poesías,

porque les falta tu éter divino.

Triste espero tu regreso trino,

para convertir mis melancolías,

y en tu amor, fundir las penas mías.

¡Ven!, para que ilumines mi camino,

hasta que tu amor sea mis alegrías

y tu aliento inspire mis poesías.

*Enrique Canchola Martínez es profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa. E.mail: enriquecanchola@yahoo.com.mx

El encuentro de los amantes

guiomar cantuEL ENCUENTRO DE LOS AMANTES
Por: Guiomar Cantú*

Antes del tiempo,

antes del aire,

antes del principio y del origen

los amantes deciden encontrarse.


 

A través de las eras

sus almas navegan,

se intuyen,

se decretan.

Antes del tiempo,

antes del aire,

antes del principio y del origen

los amantes deciden encontrarse.

A través de las eras

sus almas navegan,

se intuyen,

se decretan.

Se descubren,

se acercan,

al mirarse por fin se reconocen.

Son dos gotas de fuego que se funden,

dos espejos que han sido atravesados.

Un camino de piel al paraíso,

mística danza que no tiene principio.

Tras la mirada eternos se contemplan,

se diluyen y vuelven a elegirse.

 

*Guiomar Cantú (guiomar_cantu@yahoo.com.mx

Esta dirección de e-mail está protegida contra spam bots, necesita Javascript activado para verla

)
es escritora y artista multidisciplinaria, egresada de la Licenciatura en Literatura Dramática y Teatro de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Inteligenciasexual.com agradece a Guiomar Cantú la autorización para publicar el presente trabajo.

Tu cuerpo ardiente

enrique cancholaTU CUERPO ARDIENTE

Por: Enrique Canchola Martínez*

De tu erótica cadera la ilusión excitante,

renace con la urgente pasión de poseerte,

para desbordar en tu jardín el río delirante,

que acumula el inmenso calor palpitante.


 

De tu boca el celo florido e impaciente,

lleno de exquisita ternura cautivante,

prenda mi alma a tu cuerpo ardiente,

avivando el ansioso fuego de quererte.

 

De tu ternura y pasión desbordante,

surge la trémula locura floreciente,

que diluye mi corazón por tenerte

y hace mi cuerpo preso de tu mente.

Con la figura de tu cuerpo exuberante,

adornado con flores del jardín viviente

y el aroma de celo en tu boca fulgurante.

Das a mi atormentada alma delirante,

deseos ardientes de por siempre amarte,

divina mujer, ¡Cuánto gozo al recordarte!

*Enrique Canchola Martínez es profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa. Correo electrónico:

enriquecanchola@yahoo.com.mx

Quiero penetrar tu mina

enrique cancholaQUIERO PENETRAR TU MINA

Por: Enrique Canchola Martínez*

Quiero penetrar tu mina,

 

para bañarme en tu olor

y de tu imagen divina,

libar tan deseado amor.


Con la dureza de mi calor,

quiero penetrar tu mina

y atraparme en tu ardor,

cuando la entrega culmina.

 

Con el divino esplendor,

fundir quisiera mi vida,

vaciando pena y dolor,

en tu apasionada mina.

Con la dureza de mi amor

y con su pureza divina,

besar quisiera en la flor,

de tu perfumada mina.

Con la dureza de mi flor,

quiero sembrar en tu mina

la semilla del amor

que enloquece y fulmina.

*Enrique Canchola Martínez es profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa. E.mail:

enriquecanchola@yahoo.com.mx